sábado, septiembre 09, 2006

The Walking Dead

Ahora toca hablar de una perlita del cómic: Se trata de The Walking Dead. La historia es la de siempre. Los muertos se levantan de sus tumbas y muerden a los vivos, convirtiéndolos a la vez en zombies. Nada original hasta ahora. Como en muchas otras historias de zombies, la causa es desconocida. La gracia del cómic es que se centra en la vida en tales circunstancias de los humanos supervivientes. Es un cómic donde un grupo de humanos, cada uno de su padre y de su madre, se ven obligados a compartir refugios, a convivir lo más unidos posible para vencer a la plaga de muertos vivientes. Los personajes pasan de las dos dimensiones y poseen una personalidad que se irán revelando a lo largo de los sucesivos números. Pero como dijo Ortega, "yo soy yo y mis circunstancias" y las de estos tipos es una situación realmente complicada, sus personalidades se verán enfrentadas y se irán modificando con el paso de los números.
La historia comienza cuando el agente de policía Rick Grimes despierta en un hospital después de haber sido herido, al estilo de 28 días después. Entonces se da cuenta que algo ha sucedido: Calles vacías, apariencia de que todo ha sido dejado en un instante, muertos vivientes... Decide ir a buscar a su mujer y a su hijo, pero no los encuentra. En su lugar se topa con un palazo en la cabeza. Lo último que escucha antes de caer inconsciente. "Papá, creo que le he dado a uno". Cuando vuelve en sí, con el cráneo un poco menos íntegro que antes, un vecino le cuenta lo que ha pasado, lo único que podía acabar con la sociedad actual como tal: Una plaga de zombies. En ese momento, Grimes decide ir a buscar a su familia a Atlanta, donde la guardia nacional parece que había comenzado a concentrar a los supervivientes. En Atlanta, como era de esperar, no queda nadie con vida... pero sí muchos con no-vida. Escapa por los pelos gracias a la ayuda de Glenn, un joven que se encarga, gracias a su agilidad y conocimiento de la ciudad, de coger provisiones para un grupo de supervivientes que tienen un campamento fuera de la ciudad. Y desde aquí la historia despega.
Los personajes conviven diariamente con la responsabilidad de buscar un refugio donde poder establecerse lo más tranquilos posible, buscar alimentos para sobrevivir e incluso forjar las normas de una nueva sociedad. Ya no hay una ley que se sobreponga a todo, ya no hay policía.
Todo el cómic se encuentra impregnado de la atmósfera apocalíptica de las peliculas de George Romero y bebe de la mitología zombie forjadas en ellas, pero con alguna particularidad. Especialmente curiosa es la de que los zombies no sólo se convierten en zombies por haber sido mordidos. Los muertos (al menos los recientes), se convierten en zombies aunque mueran por causas naturales. Es curioso también ver los intentos de los personajes por comprender la biología (?) de los muertos vivientes.
El dibujante original era Tony Moore, que dibujó los números del 1 al 6, mientras que a partir de entonces se dedicó a hacer sólo las portadas, al tiempo que era suplido en las páginas interiores por Charlie Adlard, que también se ocupó de las portadas a partir del número 24. El guionista, Robert Kirkman, ha afirmado que ninguno de los personajes es intocable y que cualquiera de ellos puede morir en cualquier número. La historia trata de ser lo más verídica posible y cuando los muertos caminan no hay protagonistas, salvo los zombies.

Puntuación: 8/10.

No hay comentarios: