miércoles, octubre 11, 2006

Superman Red Son

¿Que hubiese sucedido si la nave de Superman se hubiese adelantado unas horas? Posiblemente hubiese caído en alguna otra parte del mundo. ¿Y si hubiese caído en la Unión Soviética? ¿Cómo hubiese sido el mundo si Superman se hubiese criado como un héroe del estalinismo? Esta ineresante incógnita es la que nos plantea Mark Millar en esta mini serie.
Red Son se encuentra dividina en 3 cómics de unas 50 páginas. Los dibujos están de las manos de Plunkett y Dave Johnson, entintado por Andrew Robinson y coloreado por Paul Mounts.
La historia comienza con Eisenhower como presidente contandole a los norteamericanos que han descubierto que los rusos poseen un arma superior a la bomba de hidrógenos y es un hombre, un solo hombre. Los EE.UU. encomiendan a su mayor genio la réplica: Lex Luthor, la mayor mente del mundo, se pone manos a la obra para encontrar algo capaz de frenar al hombre de acero.
A partir de ahí se desarrolla una historia en la cual Superman se enfrenta a los EE.UU. y trata de convertir al comunismo al mundo. Sin embargo, Superman, como se deja constatado en la historia, carece de las capacidades necesarias para ser un gobernante, que él mismo reconoce.
Al final del primer volumen, Superman, después de enfrentarse con un clon (Bizarro) enviado por Luthor, se ve al mando de la Unión Soviética tras la muerte de Stalin.
Unos años después, Superman sigue su enfrentamiento con Luthor. Sin embargo, el enemigo también está en casa: Batman, líder de un grupo de rebeldes que luchan contra la opresión impuesta por el férreo y vigilante regimen de Superman y sus injusticias, que llegan hasta la supresión de la voluntad de aquellos que se oponen a él. Batman coloca una trampa a Superman, obligando a Diana (Wonder Woman) a actuar, sacrificando algo muy valioso para ella en el trance. Superman sale victorioso, pero va dejando un rastro cada vez más oscuro en su camino.
En el tercer cómic, años después de los hechos narrados en el segundo, se nos muestra a un Superman anciano, sobrepasando la sexta década, dueño del mundo, un mundo perfecto, salvo los reticentes EE.UU., que son rescatados del cataclismo económico y social por el presidente Luthor. Luthor prepara el ataque final contra Superman, el que dará el jaque mate: Un ejército de Linternas Verdes, apoyados por Wonder Woman. Sin embargo, eso sólo es el comienzo...
El comic en general despierta una buena actitud hacia él. Los dibujos son de calidad, predominando el color rojo por todos ellos. La narración lleva un ritmo interesante, especialmente por ver cómo hubiese sido la historia de otra manera y cómo actua Superman al mando de un país y luego de un planeta. El cómic es realmente una foto del microcosmos de Superman, donde podemos ver en 3 actos la historia del hombre de acero, desde Lois hasta Brainiac, desde Luthor hasta Wonder Woman. La historia realmente crece enteros cuando Superman se enfrenta a alguna de las amenazas enviadas por Luthor, o cuando aparece Batman, el rebelde, al mando de un grupo terrorista. Sin embargo, el resultante da una sensación de compresión. Hubiese faltado desarrollar un poco más algunas historias, dotar de más profundidad algunos temas, como si en tres números no se hubiese podido condensar toda la historia sin que ésta hubiese perdido algo de su espíritu. Pero en definitivas cuentas, un buen cómic, quizás algo maniqueo en la visión USA-URSS, pero que nos dibuja una historia imprescindible.

Puntuación: 8,5/10

No hay comentarios: