lunes, noviembre 20, 2006

Comerciales

A colación de esta entrada en el blog Teleoperando, me han venido a la cabeza algunas truculentas historias de comerciales. Los comerciales son, para los del gremio teleoperata como yo, aquellas personas que llaman a tu casa sin que tu lo hayas solicitado, contándote las bondades de un producto, pongamos por caso ADSL.
El comercial recibe una lista de clientes y se pone a llamarles, preguntándoles qué producto tienen y ofreciéndoles el oro y el moro, hasta que algunos, gente de buena fe, pican. El comercial se apunta una venta y luego, si te he visto no me acuerdo. El muerto, porque irremediablemente hay un muerto en algún lado, nos lo solemos comer nosotros en el servicio de postventa.
Hay una frase, anatema por el horror que causa, que dice "El comercial me dijo...", con todas sus variantes. Cuando oímos eso, ya sabemos que llega la misma muerte en persona a introducir su descarnada falange por nuestro culo, bien arriba.

¿Qué es un comercial? ¿Existen realmente? ¿Son tan hijoputas como los pintan? Pues que quieren que les diga. Creo recordar un capítulo de Expediente X donde salían. Realmente monstruosos. Yo jamás he visto a uno en persona, pero haberlos, haylos. Un comercial podría decirte, sin que le tiemble la voz, ni tan siquiera sonrojarse, que cagarás plata si compras su producto. Y con un aplomo tal que, coño, te lo crees. En mi caso, he visto asociada la temible frase "El comercial me dijo" a cosas como:

  • "El comercial me dijo que me enviaban un router wifi gratis". El cliente, obviamente, ha recibido un router de cable y vámonos que nos vamos. El router wifi le cuesta al incauto 59,9+IVA, como a todo hijo de vecino, y al teleoperador del SAC una bronca que no era para él.
  • "El comercial me dijo que no perdería mi conexión con [Introduzca aquí la anterior compañía] hasta que no estuviese de alta con ustedes". Falso. No hay nada más falso que eso. Tú le puedes contar la verdad, pero los clientes tienden a aferrarse a lo que les dice el comercial como si con ello les fuese la vida. Pero no hay vuelta atrás: Tu antigua conexión se ha ido para no volver.

Sí, amigos, los comerciales son esas personas que enmarronan a los demás, mienten y rapiñan por un alta y a otra cosa, butterfly. Y por supuesto, un caso de juzgado de guardia, que el que aquí escribe se encontró un tranquilo día en el paraíso:
Resulta que llama una clienta y me comenta que su linea no va, que no hay conexión de internet. Pido datos, comprobaciones por aquí, por allá, por acullá... "Señora, aquí el sistema me indica que su linea está de baja con nosotros". "¿Cómo?" pregunta el alma cándida. "Pues de baja, que está cortada, y según parece aquí por alta con otra compañía". Segundos de incredulidad. La clienta balbucea "No, yo no he dado de baja la linea" y repite como la abuela de San Bernardino. Pero, ¡chaca!, que llega la realidad a partirle los esquemas: La mujer ata cabos y se enciende una lucecita. "¿Ya.com es Wanadoo?" pregunta, con un hilillo de voz. Yo me quedo un nanosegundo con un flash mental. Me lo veo venir, lo huelo, me está rondando. Es la sombra de un comercial. La larga sombra de un comercial. "No, señora, Ya.com es una compañía de Deustche Telekom y Wanadoo es una compañia de France Télécom (son la même merde pero no son lo mismo), y que yo sepa no se han fusionado ni nada por el estilo
". Luego me confiesa la señora que le había llamado un chico muy amable y que le había dicho que Wanadoo había absorbido a Ya.Com (o al revés, no lo recuerdo) y que tenían unas ofertas muy interesantes, bla bla bla, pico de oro, labia, charlatanería, oratoria, subterfugios, un pelín de empatía, teatralidad, y un ADSL con Ya.Com clavado a la pobre incauta clienta de Wanadoo. "Se la han metido, señora. Aplauda y salude a la cámara" pensé, pero no dije. Me limité a comentarle que probablemente fuese víctima de un alta fraudulenta y que desde allí lo que podíamos hacer era darle de baja en facturación y cursarle un alta nueva, pero que estaría bastantes días son conexión. Le recomendé que llamase a Ya.com para que le informasen del estado de su alta y le diesen de baja. Algún honrado teleoperata de Ya se llevaría una bronca que no era para él. Y colorín, colorado, el comercial te la ha empetado.

Ya lo dijo el Dr. House: "Todo el mundo miente, pero los comerciales, esos más que los demás".

Conclusión: ¿Qué es un comercial? ¿Es cierto que los hacen en Mordor? Bueno, si les llama un comercial, no se asusten, huelen el miedo. Escúchenlos o quítenselos de encima, pero no caigan jamás en la tentación de contratar con ellos sin informarse antes llamando ustedes al departamento de ventas de dicha compañía. Infórmense bien, pero no con el comercial. Recuerden que él va a comisión y es capaz de venderte a su abuela por piezas si con eso accedes al alta. Y aún más: Si un chico o chica del departamento de ventas de la compañía, alias teleoperata de turno, que tiene sus formaciones de vez en cuando, unos coordinadores coñazos, al que le pueden estar escuchando la llamada y que coge más de 50 llamadas diarias se puede equivocar, qué no hará un comercial que en la mayoría de los casos no tiene ni repajolera idea de lo que está vendiendo.

PD: Sí, sé que hay comerciales que son bellísimas personas, que no mienten, que saben lo que venden, que no hacen altas fraudulentas y que el aliento les huele a menta fresca. Pero, lo siento amigos, por mi experiencia, diría que esos son minoría.

PPD: ¿Culpables? Del comercial para arriba, todos.

¿Aún por aquí? ¿Quieren más? Pues un bocadito de ralidad y otro.

6 comentarios:

el hombre resaka dijo...

Juzam tengo que llevarte la contraría, yo también soy teleoperata, en su momento hice ventas y yo como cualquiera, metí ofertas, en mi caso,no mintiendo pero sí ocultando información. yo lo he vivido y al principio uno intenta ser correcto pero al final acabas engañando por rutina. uno no quiere pero los números cantan y al final, es cuestión de beneficiar al cliente o a uno mismo. así que si hay culpable yo apuntaría más arriba. un saludo

Juzam dijo...

En la mentira hay muchos grados, y no es lo mismo no decir toda la información que mentir descaradamente y sin tapujos por cerrar una venta. Sé a ciencia cierta que a los comerciales les empujan las exigencias de su contrato, que cobran por lo que venden, pero me fastidia que la mentira sea la habitual tarjeta de visita de los comerciales. Y que yo reciba la bronca por las mentiras de otro.
Ya dije, Hombre de la Resaka, que no todos los comerciales son iguales y que la culpa viene de arriba, pero si hago un post sobre los de arriba me cierran el blog por ocupar demasiado espacio ;-)
Un saludo y gracias por el comentario.

Juan dijo...

Tio, la verdad es q tienes una prosa brillante. Me apunto tu blog al que llegué de casualidad. Sigue así, me he reído mucho con tu post!

Felicidades

Juzam dijo...

Gracias ;-)

aweikitumama dijo...

Me hace mucha gracia como en todos los lados la gente se mete con los comerciales, pero vivimos en una sociedad consumista y la economia de todo el pais, de toda la comunidad europea y de todo el mundo, se mueve gracias a que las empresas consiguen vender sus productos. Estos productos los venden comerciales a los que se les maltrata psicologicamente con objetivos, muchas veces casi inalcanzables que deben cumplir o empezar a buscar trabajo y la mayoria de ellos tienen su familia y su hipoteca como el resto de ciudadanos, porque aunque en blogs de este tipo y a través de diversos medios intenten deshumanizar al comercial, también son seres humanos.
Y habrá algun listo que aun diga "pues que lo busque de otra cosa", y si todos los comerciales lo hicieran quien vendería esos productos de esas empresas que ademas de tener comerciales tienen teleoperadoras, administrativas,repartidores,personal de mantenimiento, de limpieza, etc... qu ademas compra productos a otras empresas que tambien tiene sus comerciales,administrativas, etc...
La culpa no es de los comerciales, ni de las empresas que buscan beneficios en un mercado cada vez más saturado, la culpa es de un sistema que no funciona, de un mercado libre que para lo único que sirve es para sacar lo peor que la gente tiene dentro a través de la avaricia y la envidia, que de eso ya se han ocupado nuestros respectivos gobiernos para poder recaudar cada vez mas dinero a base de impuestos como el IVA. Por que tengo que pagar más dinero por algo que compro si tanto la persona a la que compro como yo pagamos nuestros respectivos impuestos.
Se habla siemrpe mal de los comerciales, pero yo trabaje de comercial algunos años y vi tambien cosas muy muy malas por parte de muchos clientes, que no dudan en buscarle un problema terrible a estos mismos comerciales con tal de anular un pedido porque su mujer o marido les prohibió quedarse con la compra realizada e invertarse tremendas mentiras con tal de devolver el producto.
No creo en los prejuicios que aqui se hacen respecto a los comerciales, igual que no creo en ningún tipo de prejuicio. En todos los trabajos hay gente de todo tipo. El comercial es simplemente una persona que esta capacitada tanto para cubrir nuestras necesidades como para crearnos necesidades que no tenemos, para asi vendernos su producto. Es lo mismo que hacen las empresas con sus anuncios de television, la publicidad y el avance tecnologico mundial. O es que acaso hace 20 años la gente no sobrevivia sin telefono movil, sin GPS y sin ordenadores.
Alguien cree que tendria la calidad de vida que tiene si nadie nos hubiera creado la necesidad ficticia de tener esos productos.

aweikitumama dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.