sábado, noviembre 11, 2006

Kingdom Come

Kingdom Come es posiblemente la mejor mini serie de DC, perteneciente a la linea Otros Mundos. En ella, Superman y el resto de superhéroes han abandonado el mundo, retirándose de sus puestos de vigilantes y defensores, siendo sustituidos por una nueva generación de metahumanos.
Todo comenzó cuando Superman consiguió detener al Joker, después de que éste masacrase a la plantilla del Daily Planet, matando a Lois Lane y a los amigos de Superman en el proceso. El Joker se dirige hacia el juicio, donde planea alegar locura, pero es asesinado sin previo aviso por Magog, un nuevo superhéroe. Magog se rinde a Superman y es enjuiciado, pero sale absuelto del asesinato y reta a Superman por ser el nuevo héroe de Metrópolis. Superman, afectado por la muerte de Lois y asqueado de que Magog sea considerado un héroe, abdica en Magog y se retira a Kansas. Con la despedida de Superman, la mayoría de los héroes también abandonan el mundo, siendo substituidos por una nueva generación, representados por Magog, generacional y éticamente hablando.
Pronto, los nuevos superhéroes se olvidan de los valores que deberían representar, los valores de los que era estandarte Superman, centrándose en sus capacidades destructivas y combatiendo entre ellos en una guerra sin fin en la que la sociedad y los humanos sin poderes son daños colaterales.
Wonder Woman consigue convencer a Superman, cuando ya peina canas, para que se vuelva a embutir el traje azul y reforme la Liga de la Justicia. Superman representa los ideales que todos los superhéroes deberían respetar, y ese será el objetivo de la nueva Liga de la Justicia. Superman da un puñetazo con su puño de hierro sobre la mesa: O los superhéroes se unen a la Liga o serán prisioneros de ella.
Las luchas se suceden por el mundo. Muchos se unen a Superman, pero otros prefieren ser prisioneros antes que seguir ninguna moralidad impuesta. Pronto, los presos son demasiados. Además, Lex Luthor encabeza un consorcio de mentes malvadas con el fin de asestar a Superman y los suyos el golpe definitivo, contando además con un arma secreta. Finalmente, el conflicto se desencadena como un verdadero apocalipsis. Los seres humanos sin poderes, desde la ONU, toman una determinación: Acabar con todos los metahumanos. De ese modo lanzan una bomba nuclear sobre el lugar del conflicto...
Kingdom Come se encuentra maravillosamente dibujado por Alex Ross y escrito por Mark Waid. Se trata de una historia épica y apocalíptica, de deber y moral, de cambio generacional, de esperanzas y decepciones. Plantea numerosas cuestiones acerca de qué son y para qué sirven los superhéroes y si la existencia de metahumanos resulta beneficiosa para la humanidad. El Ragnarok de DC. Imprescindible.

Puntuación: 9,5/10

1 comentario:

BocaChanKla dijo...

estoy totalmente de acuerdo. Es un cómic imprescindible