lunes, noviembre 13, 2006

Trabajo Basura

Trabajo Basura (1999) me gustó. Por un lado es una película algo friki y segundo muestra con un desternillante detalle la idiosincrasia de las grandes empresas: Conceptos extravangantes e inútiles que te obligan a incorporar al trabajo, descordinación, explotación, despersonalización... Podría seguir horas, pero en está la gracia de la película: El trabajo apesta. Los trabajadores se queman. Los trabajadores se cobran la venganza.
Peter Gibbons es un programador que trabaja en una empresa para ajustarla antes del efecto 2000. Su trabajo es odioso, pero al menos los colegas se salvan, no como sus jefes. Un día se somete a hipnosis, pero algo no sale bien y Peter se libera de responsabilidades. Mientras tanto, la empresa encarga una evaluación de personal y ya se sabe, eso implica despidos. Cunde la paranoia entre los empleados. Sin embargo, a Peter le importa poco y, durante la reunión con los evaluadores comienza a soltar verdades y a criticar el funcionamiento de la empresa. Poco después, junto con algunos de sus colegas, deciden devolverle los años de frustración, horas extra y explotación de una manera que sólo está al alcance de programadores.

Se trata de una película del creador de Beavis y Butthead, Mike Judge, que se ha convertido en un film de culto, ya que representa lo que los explotados, digooo, los trabajadores, querríamos hacer. Además lleva un suave aroma geek por el tema que trata (¿una película de programadores? ¿comedia?). Tanto es así, que a Judge se le ofreció hacer una secuela, que rechazó, entre otras cosas porque el éxito de la película en taquilla no fue el esperado.

Puntuación: 8/10.

No hay comentarios: