sábado, diciembre 16, 2006

Argumentarios

Ya sé que argumentario no está recogido por el diccionario de la RAE, pero resulta que es una palabra habitual en mi trabajo. Los argumentarios son los textos que debes leer en una situación dada. Es lo que habitualmente convierte a los teleoperadores en robots y por eso cuando hablas con ellos te parece que dicen todo lo mismo. Malditos sean. Pero argumentario no es la única perla lingüística de nuestros superiores. Hay otra cosa, palabro deforme, llamado preguntorio, que es como un "preguntas frecuentes" o aclaraciones, o webísticamente hablando, un/a FAQ. Vomito cada vez que lo leo y me duelen los dedos de escribirlo. Pero no estábamos juzgando la inteligencia de aquellos que gobiernan en el mundo del telemarketing, que ya sabemos que ha dado peores resultado en los test de Mensa que una E. Coli.
Venía lo de argumentario a cuenta de que a nosotros se nos acusa de estar robotizados y es cierto como la vida misma. Se esfuerzan las empresas en tenernos como loros. Pero he aquí que no somos los únicos robotizados. Los clientes, esos monstruos que viven al otro extremo del hilo telefónico, son todos robots, o peor, son seres que, cual insectos, responden a una mentalidad de colmena. Como los zergs.

Ejemplo 1: Ayer funcionaba (o principio de la intrasitividad temporal).

Sustituya ayer por cualquier lapso de tiempo, incluso los más inverosímiles: Esta mañana, hace dos segundos, el siglo pasado, en el carbonífero... La cosa es que eso funcionó alguna vez. Bueno, de eso no hay duda. Pero ¿qué quiere? Las cosas se estropean, la gente muere, el tiempo pasa. Esta pega de los clientes viene a especial colación de cuando se le pregunta por el cableado del router o módem. Como maléficos perros de Pavlov responden inmediatamente "Ayer funcionaba" o su gemelo "Esto ha estado así siempre". Y lo peor es que le revisas el cableado y lo tienen mal puesto. Y tan mal puesto que así no ha podido funcionar jamás, por lo que no hay que ser un genio para darse cuenta de que la premisa es falsa: O eso no ha funcionado nunca o mienten y han tocado los cables. Y¿saben qué? Que mienten.

Ejemplo 2: Es que lo uso para el trabajo.

O para estudiar. Eso te lo dicen cuando te avisan de que tienen una avería. Creen los muy ingenuos que porque ellos lo usen para el trabajo la avería se va arreglar más deprisa. Pues no, desengáñense. Ni al técnico de Orange ni al de Telefónica les importa un huevo de pato que lo usen para estudiar, trabajar, bajarse porno o chatear haciéndose pasar por una tía. Pero lo dicen con la esperanza de vencer el infranqueable muro de la burocracia y los plazos. Y tu le dices, "ah, pues vale, mira que lo anoto aquí". Y ahí acaba todo.
Y todo este rollo de "Lo uso para el trabajo" lo dice un porcentaje gargantuesco de clientes. Muchos, muchísimos. Y te preguntas en ese momento "¿Soy el único idiota que se hace 30 kilómetros para trabajar todos los días? Porque, coño, es que parece que todo el mundo trabaja desde su casa". Cuando estás conspiranóico entonces ves una trama oculta para joder a la gente que trabaja desde casa. Quizás los Illuminati están detrás de todo esto. O Al-Qaeda. O vaya usted a saber.

1 comentario:

Un teleoperata dijo...

Los has calcado, sí señor...
Yo también "anoto" la prisa que tienen porque lo usan para trabajar, jaja.