sábado, diciembre 16, 2006

Borat

¿Quién es Borat? Borat es un personaje del humorista y actor inglés Sacha Baron Cohen, responsable de otra maravilla del descojone llamado Ali G.
Borat es, además, el segundo mejor periodista de Kazajstan que decide ir a EE.UU. a aprender de su cultura y traerla a su país. Así decide largarse a EE.UU. donde pondrá a prueba la cultura y la estupidez estadounidense y humana.
El personaje Borat es misógino, antisemita, racista y veinte cosas despreciables más. Pero se trata de una parodia de estos odios, porque realmente no muestra ningún fundamento, reflejando a la mayoría de aquellos que realmente lo son de verdad.
Es difícil hablar de la película sin contar lo que pasa en ella y no quiero estropearle este placer a nadie. La sinopsis es que un periodita kazajo llega a EE.UU. y se enamora de Pamela Anderson, viajando de costa a costa para casarse con ella. Pero se trata además de una parodia valiente e inteligente.
La película ha tenido varios juicios por lo que dice y por cómo lo dice, desde grupos antiracistas hasta denunciantes individuales, porque casi todo lo que aparece en la película es real: Borat se hacía pasar realmente por un periodista kazajo. Estos denunciantes no comprenden el poder de la parodia. Sacha Baron Cohen es judío, pero su personaje es antisemita ¿por qué? Comprueben las razones del antisemitistmo de Borat y lo verán. Luego están las quejas de aquellos a los que le sacan los colores. Pero en Borat las vergüenzas reales son las que quedan expuestas. Por ejemplo cuando Borat entra en una armería y pide un arma para matar judíos. El dependiente le enseña una 9 mm. Realidad pura y dura. Y todo eso es Borat.

Imagino que este tipo de comedia puede no gustarle a todos, pero no dudo por un segundo de que pone a prueba la inteligencia humana y muchas veces ésta no sale bien parada. Los perjuicios y taras de la sociedad occidental quedan desnudos, mostrando sus vergüenzas. Pero no solo es eso, sino además una comedia divertida. Cuando vaya a verla, despeje la mente y verá hasta el esqueleto de la sociedad estadounidense.
Tema aparte es el de Kazajstan. Nunca he estado allí y no sé cómo es. Imagino que los únicos que tienen cierto derecho a estar indignados son los kazajos, pero de nuevo tenemos que tener en cuenta que Borat no representa a ningún país, es un personaje ficticio de un Kazajstan ficticio.

Puntuación: 8,5/10.

3 comentarios:

Luis dijo...

Bueno, yo no he estado tampoco en Kazakhstan, pero si en Tayikistan, y por lo que me han comentado quienes estan en ambos sitios, es bastante parecido (excepto que Kazakhstan es mas moderno y no tiene montañas).

En general está todo muy exagerado, pero lo que es la idea básica si que está acertada.

Por cierto, a ver cuando permites los comentarios anónimos, que esto de tener que loguearme en gmail cada vez que quiero escribir un comentario es molesto :P

Juzam dijo...

Ops! Pues creí que permitía los comentarios anónimos. Bueno, dicho y hecho, Luis. Ya valen los comentarios Anónimos.

Luis dijo...

Muchas gracias :D