domingo, febrero 04, 2007

El Cliente Patata Caliente

Después de que Teleoperatal Geographic nos mostrara los secretos de la fauna y flora del ecosistema cliente, no se pierda la siguiente entrega: El Cliente Patata Caliente, una épica historia de spaghetti teleoperata western, dirigida por Sergio Leone.

Algún punto de la Península Ibérica. Un tipo malhadado, con el rostro sin afeitar, mirada agresiva, unicejo, se dirige a su ordenador. Ha cometido el error de contratar con Orrorange. Ha perdido la conexión con Timofónica y se dispone a conectarse temporalmente con un acceso dial up gratuito. No sabe el incauto que se va a encontrar con su némesis en un duelo sin parangón.

Cliente Patata Caliente (CPC): Bueno, vamos a ver si esto funciona de una vez. Maldita la hora en que me pasé a Orange (clic, clic)... A ver... ¡No, joder, no funciona! Me cago en la madre que parió a la ley antimonopolio. Con lo bien que estaba yo en Telefónica. Pero yo les llamo de nuevo. Se van a enterar estos (coge el teléfono en un acceso de rabia y casi arranca el auricular. Marca el número clavando los dedos como si le estuviese saltando los ojos a los teleoperadores).
(Tuuuu... Tuuuu... Bienvenido a Orange. Si desea información sobre los productos, pulse 1. Si desea información... Si desea soporte técnico, pulse 37).
CPC: (Clac) 3 (clac) 7.
Teleoperador que pasaba por allí (YO): Willkommen zum Orange, es kümmert ihm um Juzam...
CPC: Oiga, mire, que no me funciona esto.
YO: ¿El qué?
CPC: La cosa esta...
YO: Bueno, hay ahora unas pastillitas azules que...
CPC: ¡No! Digo esta conexión, la tarifa plana esta.
YO: ¡Ah! Bueno, dígame su numero de teléfono, si es tan majo.
CPC: (Bufando) 9546876554.
YO: Muy bien, señor ¿Puede ser un poco más explícito?
CPC: Sí, bueno, tengo una tarifa plana, de estas que ponen gratis mientras se da de alta el ADSL, y no puedo conectar, Me dijeron que iba a poder conectar y no puedo. Y esto no es lo que hablamos. Debí haberme quedado en Telefónica...
YO: (Como el que oye llover. Yo no voy a comisión, así que si quiere picar billete y volver a Telefónica le paso con bajas ipso facto) Bueno, no se altere, que le puede dar una isquemia y esas cosas son muy chungas. ¿Le da algún tipo de error al marcar?
CPC: Sí, error 718. Oiga, es la nonagesimo quinta vez que llamo y aún no me funciona. A ver si hacen algo, que parece que están ustedes para figurar.
YO: (Eso es, guapetón, tú dame motivos para aumentar mi desidia. Como si no fuese suficiente tener que aguantar a los pesados como tú día a día) Bien, vamos a revisar la configuración porque aquí me aparece todo bien.
CPC: (Haciendo uso de su voz de barítono) ¿OTRA VEZ?
YO: Si usted cree que gritando va a arreglar la conexión o va a conseguir que yo haga magia se equivoca. Para hablar con Tamariz debe marcar la opción 23.
CPC: (Con la vena de la frente del tamaño de la M30) Bueno, pero eso ya lo hicieron sus 94 compañeros anteriores y esto sigue igual.
YO: (Con mirada a lo Clint Eastwood en La Muerte Tenía un Precio) Me gustan los desafíos.
CPC: (Entre dientes) Usted mismo.
YO: Vayamos a Conexiones de Red y eliminemos las conexiones anteriores.
CPC: Ya.
YO: Creamos una conexión nueva. Opción esta, aquella y la otra.
CPC: Ya. Nombre de ISP.
YO: Lo que guste el caballero.
CPC: Pondré "Teleoperador humeante".
YO: No estoy quemado, estoy que ardo.
CPC: Ya lo veremos. Número de teléfono.
YO: Seguro que ya lo tiene.
CPC: Sí, pequeño, pero quiero oírlo de tí.
YO: (Aguantando el tipo estoicamente. Estoy hecho de una madera especial. Sólo los teleoperadores pueden aguantar esta presión sin romperse como una ramita). 909400402.
CPC: Ya. Usuario y contraseña.
YO: ClienteCondenado y TeVasATragarTusPalabras.
CPC: Ya. ¿Marco?
YO: Si quiere, podemos esperar a que el cuñado de Rocky encuentre trabajo.
CPC: Marco (en algún lugar, un modem comienza a tocar su melodía. Suena a campanas fúnebres. El tiempo se hace líquido). ¡Ja! Error 718.
YO: (Blanco. Un tiro en pleno vientre. No puede ser. Ha llegado tu hora Juzam. Despídete del mundo. Has muerto con las botas puestas. Caigo al suelo. Alguien se pone en pie y se descubre ante el teleoperador caído. Suena una música triste de fondo. Quizás algo de Ennio Morricone. Fundido en negro...) No, no puede ser.
CPC: (Con una sonrisa digna del gato de Chesire) Es.
YO: No. Revisémoslo una última vez más. Me lo debes (El cliente no lo sabe, pero hablo al destino, al karma).
CPC: Bien. Te dolerá el doble.
YO: Repítame los datos.
CPC: Usuario ClienteCondenado, contraseña TeVasATragarTusPalabras...
YO: Ya.
CPC: Número de nodo Nueve Cero Nueve Cuatrocientos Cuatrocientos Dos.
YO: (Una lucecita se enciende en mi cabeza. Entorno los ojos, tanto que apenas son unas hendeduras en mi curtido rostro). Repita.
CPC: Nueve Cero Nueve Cuatrocientos Cuatrocientos Dos.
YO: (Levanto una comisura del labio en una sonrisa de quien sabe que la victoria le acompaña) Número a número.
CPC: Nueve Cero Nueve Cuatro Cero Cero Cuatro Cero Cero Dos.
YO: (Nadie puede conmigo) ¿Ha puesto acaso 909 400 400 2? ¿A puesto un dos después de un cuatrocientos? ¿Es eso, verdad?
CPC: (Huele sangre. Es la suya propia. Se cae al suelo, como su dignidad y su prepotencia al darse cuenta de su pifiazo). Esto, a mi me dijeron...
YO: Sí, le dijeron. Pero usted ha estado poniendo un número de teléfono de 10 dígitos.
CPC: (No dice nada. Escucho los estertores de la muerte al otro lado de la linea. Juzam, el teleoperata más letal al sur de Despeñaperros se ha cobrado otra víctima).
YO: Gracias por su llamada. Vuelva cuando quiera.

2 comentarios:

Villaykorte dijo...

Si lo que digo yo, siendo teleoperata te das cuenta del nivel de gilipollez del país, y hay gente que se extraña cuando ve las noticias

telemarkado dijo...

Y lo bien que se queda uno cuando le hace tragar a un listillo su propia medicina...