jueves, junio 21, 2007

El Heroes III

A partir de la universidad el nuestro ritmo de jugar al rol decayó bastante. No porque no quisiésemos jugar, sino porque muchos de nuestros amigos y jugadores se piraban a estudiar fuera y no venían todos los fines de semana. Además, mis obligaciones se multiplicaron. Cuando estaba en el instituto, en bachillerato, en pleno fervor de una campaña de D&D que duraba ya tres años y con los personajes enfrentándose a entidades extraplanares realmente fuertes era capaz de escribir varias horas al día. No sé cuantos kilómetros de dungeons salieron de mi puño y letra, pero ya querría Gallardón haber escavado tanto como yo. Dicha campaña terminó a punto para cerrar la historia, con los personajes de nivel muy alto y estuve muy orgulloso de cómo había salido todo. Hubo un amago de retomar los personajes, pero ya sus jugadores no estaban disponibles siempre y no era lo mismo.

Geek-712146
"Vamos dadito, dale un 20 a papá o ese contemplador nos hará gelatina"

Desde entonces hemos jugados a varios juegos, con varios master y eventualmente absorbimos a otro grupo de jugadores. Con ellos hemos jugado muy buenas historias, especialmente una de la que me siento orgulloso ha sido la Gehena del Vampiro (poco que ver con la historia oficial de White Wolf), que hemos finalizado hace un par de meses. Pero resulta que el único master o director de juego oficial soy yo. Los demás de vez en cuando se curran algo, pero el peso de crear las aventuras recae sobre mi. Soy un tipo bastante creativo, pero no siempre tengo tiempo ni ganas de crear historias, por lo que los periodos de rol se reducen a lo que haga yo, esto es, frenéticas temporadas separadas por semanas de inactividad (como buena maníaco depresivo que se precie). En esos momentos aprovechamos cuando quedamos para jugar a las cartas, a la consola y esas cosas.

Heroes3
Heroes of Might and Magic III, o como llevarse horas delante de un PC sin hacer nada productivo.

Y en esa estábamos cuando, hace ya algunos años, nos pusimos a jugar al Heroes II y luego al Heroes III con unos mapas XL a niveles absurdos de dificultad y con enemigos engordados manualmente. Lo cierto es que el Heroes III nos ha tenido muchas horas pegados a la pantalla. Se trataba de un juego que compensaba perfectamente la diversión, la dificultad y los gráficos. Luego salió el Heroes IV, que no llegué a probar. Hace poco me hice con el Heroes V y, qué queréis que os diga, me ha dejado un poco indiferente. El juego tiene algunos bugs, los mapas son muy pequeños en comparación con el III y los gráficos no me gustan nada. No sé que necesidad hay que el Heroes sea 3D (y un 3D tan malo: Cuando los personajes hablan no se les abre la boca, parecen caricaturas y cuando vi las gárgolas ya casi me caigo muerto). Evidentemente hay cambios a mejor, pero el resultado global me parece más pobre. Me he vuelto a instalar el Heroes III y, pese a que noto los gráficos desfasados, me parece un juego más entretenido. Así que ya tenemos mapa preparado y próximamente le daremos un tiento. Sí, esta semana no hay rol.

No hay comentarios: