lunes, junio 04, 2007

Piratas del Caribe: En el fin del mundo

Piratas del Caribe: En el fin del Mundo (2007) nos relata la tercera entrega de las historias del capitán Jack Sparrow, de Elizabeth Swann y de William Turner, a quien durante esta película se les une el capitán Hector Barbossa.
La historia comienza donde la segunda parte nos dejó, cual coitus interruptus, es decir, en la muerte de Jack Sparrow a manos del kraken de Davy Jones, y los intentos de sus amigos de rescatarlo de la muerte. Para hacer esto no tienen sino que ir al final del mundo, hasta el reino de Jones. A partir de ahí, la historia se centra en la batalla que los piratas se verán obligados a afrontar si no quieren desaparecer del mundo, ya que la armada británica controla ahora el temido Holandés Errante.Y con un poco de Verne y su rayo verde.
Siguiendo la estela de la segunda parte de la película, esta tercera no para de ofrecernos un baile de motivaciones en las cuales nadie parece confiar en los demás. Cada personaje tiene sus propios intereses, lo cual despista un poco, pero en el fondo es lo que engrasa la historia. Eso y las escenas de acción, donde los saltos acrobáticos y las batallas a pistola y sable serían esperpénticos de no estar hablando de la película de la que hablamos.
La película es entretenida y lo cierto es que las casi 3 horas de duración no se me han hecho largas. El ritmo no se detiene salvo un par de veces, pero la historia no sale mal parada. Johny Depp vuelve a bordar a un Jack Sparrow que llena la pantalla cada vez que se encuentra en ella, elevando al pirata a uno de los personajes más heróicamente cobardes que hayan aparecido en el cine. Pero no está solo. Barbossa, uno de los personajes que más me han gustado en esta parte, o el propio Davy Jones poseen también cierto carácter que casi nos obliga a sentarnos en la silla. Todo ello por supuesto aderezado con una genial banda sonora, que propulsa los momentos de combate a una dimensión épica de cañones, metralla y maderos haciéndose astillas.
Así termina la tercera entrega de Piratas del Caribe, pero por supuesto se dejan abiertas las opciones de una cuarta entrega. Por una vez, la tercera parte de una trilogía no ha resultado decepcionante. Por cierto, después de incontables créditos hay escena final.

Puntuación: 8/10

PD: Podrán disfrutarla mejor si a su lado no se sienta una pareja con un niño de 1 año. ¿Quién puede llevar al cine a un niño de esa edad para una película de 3 horas? Es decir, llevarlo sin estar sedado.

No hay comentarios: