viernes, julio 20, 2007

Censura

El juez Del Olmo ha decidido retirar todas las copias de la revista El Jueves, en cuya portada podía verse unas caricaturas de Felipe de Borbón y Letizia Ortiz en una postura sexual explícita. Es lo que se llama censura. ¿Entra aquí el límite de la libertad de expresión y el derecho a la dignidad y tal? Bueno, pues sí y no. La portada es fuerte, pero lo es porque toca uno de nuestros iconos sagrados, la monarquía impuesta con la que vivimos. Nos hizo gracia a algunos las caricaturas de Mahoma y nos echamos las manos a la cabeza con la reacción de algunos musulmanes. Pero ¿Que diferencia hay entre eso y esto? Nada. Ninguna. Lo único que ahora se meten con el de aquí en lugar de con el de allí.
mahoma
"¡Estos moros, cómo se han puesto!... ¡Es que viven en el siglo X!"

Es evidente que se podía haber tocado el asunto con un mayor refinamiento. No voy a meterme con si es de buen gusto, si es gracioso o no. Lo verdaderamente irritante es que aún tengamos monarquía y sigamos manteniendo a una familia de consumidores cuyas funciones bien podría hacerlas un cargo elegido democráticamente, para que al menos pudiésemos elegir quien nos roba.
jueves-principes-21
Los príncipes no follan. Los niños aparecen por generación espontánea. Monarquía y generación espontánea, dos teorías del Medievo.

Según el juez, la portada es claramente denigrante y objetivamente infamante. Dignidad... Derecho a la dignidad... Infamia... Si el juez quiere meterle mano a la dignidad de las personas que empiecen por los que cobran menos de mil euros. Infame es que algunos vivan como reyes por el esfuerzo de los demás. Denigrante es que haya gente que sufra y sude sangre para comprarse una casa o para llegar a fin de mes. Creo que para el príncipe vivir de lujo por la cara es más que digno, que ya estamos en el siglo XXI. ¿O será que los príncipes no follan?

1 comentario:

Carlos de la Cruz dijo...

Me pasa lo que a tí, no se si la noticia es de risa o de pena.

Lo cachondo es que si nadie hubiera dicho nada, la portada habría pasado sin pena ni gloria...