miércoles, septiembre 19, 2007

El pasado

¿Que tendrá el pasado que tanto nos interesa? ¿Será por el salvaje oeste? ¿Por las cruzadas? ¿Por poder saber la combinación del euromillón? Eso habrá que preguntárselo a los eméritos lectores de este humilde blog.
La cuestión era ¿Qué invento genial y chachifantástico construirían si pudiesen? Las respuestas fueron las siguientes:

  • El 42% eligió la máquina del pasado. Ojo que especificamos del pasado. Es decir, solo va hacia atrás. Aún teniendo en cuenta que solo iba marcha atrás, la mayoría de ustedes la eligió. La verdad es que tiene su gracia ver como se alzaron los Moai, o ver nace la vida de la sopa primordial, observar la formación de Pangea... Pero no seamos sentimentalistas: La gracia de la máquina del pasado es conocer de antemano lo que nos pasó ayer, quizás encerrándonos en una suerte de Día de la Marmota hasta que todo sea perfecto. Paradoja del abuelo aparte, tiene gracia que te toque la quiniela, el cuponazo y el euromillón la misma semana.
  • Solamente el 8% eligió la máquina de hacer clones. Yo personalmente la veo útil. Siempre puede pasar que la existencia simultanea de tu clon y tú mismo acabe en una psicosis irreversible que lleve a ambos a una persecución hasta que sólo queda uno, pero uno podría disfrutar hasta ese momento. Nos crearíamos un clon que trabajase por nosotros. Luego cogeríamos los genes de, digamos, Jessica Biel y la pondríamos a trabajar en casa (en el buen sentido, claro) y mientras tanto nosotros a vivir la vida padre. Además, podríamos comenzar a hacer experimentos dignos del Dr Mengele y comenzar a mezclar los genes de distintas personas ¿Qué saldría de la mezcla de Halle Berry y Angelina Jolie?
rocketeer1
"Luke, yo soy tu padre... ¡Ouch!"
  • El 16% eligió la máquina del teletransporte. Me parece una buena elección. ¿Un café en París? ¿Una pizza en Roma? ¿Un kebab en Islamabad? ¿Unos lingotes en Fort Knox? Todo al alcance de su mano gracias a un aparatito que nos permite ir a cualquier lugar. Esperemos que la reordenación de moléculas no nos convierta en un Seth Brundle cualquiera.
  • Un 25% eligió el cinturón de invisibilidad. La verdad es que sólo se me ocurren maldades para hacer con un aparato así. Pero en fin, quizás pasar desapercibido no sea tan malo. Podremos entrar en cualquier lugar sin que nos molesten, aunque tendríamos que aguantar el comportamiento de la gente cuando está sola (dedos en la nariz, olores extraños...). Puede que nos convirtamos en un héroe justiciero. O, más probablemente, nos dedicaríamos a dar algunos sustos a esa gente que nos cae tan bien, hasta que nuestro jefe acabe saliendo en el programa de Íker Jimenez.
  • Un 8% eligió curarse en salud y ponerse unas gafas de ver gente invisible. No, no es una cura para las 20 dioptrías, sirve para ver gente y cosas invisibles de verdad. No me parece una mala idea teniendo en cuenta el resultado anterior. ¿Qué sorpresas nos llevaríamos entonces, al descubrir ese mundo ignoto? ¿Pediríamos al hombre invisible del cuarto de baño que contribuyese a la mensualidad de la casa?
  • Un 0% eligió (usease nadie) la mochila de Rocketeer. A nadie le gustaría viajar con una mochila a reacción y un casco-cuña pudiendo teletransportarse. El mundo ya no es un comic pulp. Y es que a nadie nos gustaría tener a los nazis detrás por algo que podríamos hacer con un par de latas de fabada y un zippo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

otra encuesta!!! me encantan

Juzam dijo...

¡Próximamente en Ubik!

Mar dijo...

Dices bien cuando dices que con el don de la invisibilidad sólo se podrían hacer maldades...
¡MMJUAHHJUAHHJUAHH! (Póngase rictus de Doctor Maligno)

Juzam dijo...

"El cinturón de invisibilidad...MWAHAHAHA... ¿Que te parece Scott? ¿Se lo ponemos a mini-yo?"