viernes, octubre 05, 2007

A las barricadas

Quizás algunos de ustedes conozca ya la página alasbarricadas.org. Para los que no, se trata de una página de noticias alternativas, libertarias, sin ánimo de lucro y que apuesta por hacernos pensar y reaccionar. Pues bien, resulta que en dicha página, alguien puso un comentario hostil en contra de Mamoncín, el Rey del Pollo Frito. El tal Rey del Pollo Frito (lo recordarán porque presentó Lingo, allá por los 90 y porque posteriormente participó en varios debates con otro ínclito personaje de la cultura española, como es el Padre Apeles) es ahora representante de la SGAE, organización que levanta ampollas entre ciertos colectivos, entre los que me incluyo.
banner140
Pues debido a ese mensaje, el Rey del Pollo Frito (RPF a partir de ahora) demandó a la página por contener comentarios que iban en contra del derecho al honor, la dignidad y esas palabras tan bonitas y decimonónicas. El juicio se ha llevado a cabo, acusándose al propietario del dominio en lugar de a la persona que realiza esos comentarios, pese a que en la propia página bien se especifica que cada uno es dueño de lo que dice y que cargue cada uno con sus palabras (lo más lógico). Pues no, la lógica y la justicia a veces no se llevan bien. Es como detener al dueño de la casa cuando una persona comete un delito en ella, en lugar de al criminal. En fin.
Tras el juicio, la sentencia ha sido condenatoria (aunque será recurrida). Al parecer el juicio ha sido de chiste, con la intervención de una jueza que parecía tener las ideas muy claras acerca de quienes son los buenos y los malos de la historia. 6000 eurazos para que RPF invite a sus colegotas (Bautista, Ribas y demás paladines de la cultura y del canon).

Nota: Todo lo dicho aquí es respaldado por su autor, salvo error tipográfico.

No hay comentarios: