domingo, enero 06, 2008

Los Reyes Hechiceros

Ya han venido los reyes. Me han dejado ropa, por lo que supongo que este año no he sido muy malo (ni muy bueno). Aunque yo prefería que me hubiesen traído un claymore. Siempre he querido recitar esto con una espada en la mano:

Espada con la que he vivido,
espada con la que ahora moriré,
sirve al derecho y la justicia una última vez,
busca un último corazón malvado,
una última vida de dolor,
taja bien vieja amiga y luego, adios.

4 comentarios:

Mar dijo...

Pero, por lo que leo en el enlace, hay otro tipo de espadas que se hacían a medida del usuario (si medías metro setenta, metro setenta de espada). Ésas debían de dar miedito...
En la vida cotidiana no es muy práctico disponer de una, porque a diario nos asaltan numerosas oportunidades de usarlas y la tentación es grande...

Carlos de la Cruz dijo...

¿Lo que has recitado puede ser de la película "El Vuelo de los Dragones"?

Juzam dijo...

Mar: Parafraseando a Ford Fairlane, "Tanto gilipollas y tan pocos mandobles".

Carlos: Sí. Minipunto friki para Carlos. ;)

Yoyo dijo...

Jo, yo me conformo con un cuchillo de cocina Victorinox y ni siquiera forjado, iba a ser mi regalo de Reyes y todavía no lo he encontrado. Sniff yo llorando y las cebollas sin cortar...