miércoles, noviembre 12, 2008

Donde está el pezón Wally?

Aquí

Seguramente, aquellos de ustedes que tengan más de 20 años recordarán a Wally. Wally era un gafapasta viajero, que tenía la costumbre de perderse entre multitudes. Sus aventuras se vendían en libros, cuyo objetivo era encontrarle entre la marabunta. A mi personalmente no me gustó nunca demasiado. Me parecía un poco cargante y, sinceramente, la excitación de buscarle desaparecía en la 4ª página: "Hmmm... a buscar a Wally otra vez..." Diversión sin límites. Además de esto, eran libros de un solo uso porque, seamos sinceros, buscar a Wally cuando ya sabes donde está no es que sea el epítome del desafío intelectual. Pero así se divertía la gente en los 80.

Wally, o Waldo, como se le conocía en algunas versiones anglosajonas, fue creado en 1987, y su saga se desparrama por un total de 13 libros, el último publicado en este mismo año, después de 10 años desde su último volumen. Wally tuvo cierta repercusión en la cultura juvenil de los 80 y 90, especialmente en EE.UU. e incluso llegó a aparecer en varios capítulos de los Simpson. Pero también ha dado para series de animación y para a varios videojuegos, uno de ellos considerado uno de los peores de la historia: Where's Waldo?, para la vieja NES. Puedo imaginar, después de ver este video, a los niños sacándose los ojos con las manos el día de reyes después de jugar a este juegazo:



Lo que ustedes puede que no sepan, mis inestimables lectores, es que Wally, ese aparentemente inocentón personaje, tiene uno de sus libros entre los prohibidos de los Estados Unidos. ¿Por qué? ¿Enseñaba a los niños a mandar cartas con ántrax? ¿Daba información sobre como construir un reactor nuclear en el garaje? ¿O acaso era comunista? No, no y no. Estados Unidos es la tierra de las oportunidades, pero no de los pezones y en uno de sus libros, en concreto en el Where's Wally? de 1987, aparece esto:

¿Dónde está el pezón?

Por fortuna, los sacrosantos guardianes de la decencia han tenido a bien taparle las vergüenzas a esa señorita, no vaya a ser que los niños empiecen a visitar el cuarto de baño en lugar de estar en las prácticas de tiro. Así, en la versión de 1997 la indecente señora ya tiene su top de nuevo:

¿Dónde está el pezón ahora?

Menos mal.

No hay comentarios: