lunes, agosto 17, 2009

Con el sudor del de enfrente

Hola, amigos y amigas. He revivido un momentito Ubik, que no está muerto (ya que como dice Lovecraft, no está muerto lo que puede yacer eternamente), pero sí que se estaba tomando unas vacaciones un tanto largas. ¿Por qué? ¡Eso no viene a cuento ahora!

El motivo de esta entrada es que un colega de profesión (no importa que yo ya no trabaje de eso, cuando uno ha sido teleoperador lo es toda la vida, eso es como ser veterano de guerra), el cual publica anécdotas mucho más interesantes y mucho más a menudo que yo, ha sido robado. Yo soy el primero que estoy a favor de la cultura libre, de ahí ven ustedes la licencia CC que está abajito del todo de esta página, y que les permite hacer muchas cosas. Para las otras hay que pedir permiso primero.

Pues el amigo Telemarkado ha visto sus anécdotas publicadas en un libro sin que el autor del mismo, no le voy a hacer publicidad, le pida permiso ni le ofrezca siquiera unas cañas como agradecimiento. Simplemente, le ha robado las entradas y las ha puesto en su libro, que por lo que podemos saber, puede ser una cornucopia de copipasteos de la red. ¿Qué está mal de esto? Pues está mal no pedir permiso. No sé si Telemarkado hubiese estado por la labor de regalar su ingenio, pero bueno, siempre queda esa posibilidad. La otra hubiese sido contar anécdotas propias, que tienen tanto o más mérito que las sustraídas a terceros sin su consentimiento. Porque eso de querer ganarse el pan con el sudor de la frente de otro es una de las cosas más feas del mundo, y para eso ya tenemos a nuestros jefes.

2 comentarios:

telemarkado dijo...

Algo bueno tenía que salir de todo esto.... ¡¡Vuelve Ubik!!

Un abrazo crack

Juzam dijo...

Bueno, hay que verle el lado positivo a las cosas ;)

¡Un abrazo!